LOCALES

Unos 300 padres que piden clases presenciales en 2021, sin respuesta

No descartan un amparo por la reapertura de las escuelas.

Un grupo de 300 padres y madres de alumnos de escuelas públicas y privadas solicitó al Gobierno Provincial garantizar la reapertura de las aulas en el próximo ciclo lectivo, pero aún no recibió respuesta. No descartan iniciar un recurso de amparo.

Las familias habían requerido, en una presentación que realizaron en el Grand Bourg el 26 de octubre, que se adopten medidas y se hagan las adecuaciones necesarias para que los chicos vuelvan a las escuelas el año que viene.

Roque Rueda, uno de los padres que firmó la nota, de profesión abogado, explicó que pidieron que se les garantice que el ciclo lectivo 2021 se va a dictar de forma presencial. Destacó que ya pasaron más de tres semanas desde que se realizó la presentación y que no tuvieron ninguna respuesta concreta.

“Este año no se ha prestado el servicio escolar, entonces pedimos que se emitan todas las normas, medidas y protocolos para que el año que viene comiencen las clases. No descartamos presentar un amparo en la Justicia”, aseguró.

Los padres que firmaron la nota sostienen que la virtualidad de las clases ha generado muchos perjuicios para los alumnos. Aseguran que han aprendido muchísimo menos de lo que deberían y que además sufrieron la falta de socialización.

Las familias también destacaron que la escuela es el ámbito donde se detectan problemáticas como adicciones, violencia familiar y trastornos de aprendizaje, como el déficit de atención.

Además, sostienen que la desigualdad que ya existía se ha profundizado. Recordaron que, mientras algunos alumnos tienen acceso a la conectividad, otros quedan en desventaja.

También señalaron que la realidad es muy distinta cuando los padres cuentan con la formación necesaria para acompañar en el aprendizaje a los niños, que cuando no la pueden tener. Este punto está contemplado en la presentación que hicieron ante el Gobierno, el 26 de octubre pasado.

Rueda indicó que el pedido también fue compartido en las redes sociales y que obtuvo un total de 2.500 adhesiones por parte de padres. Insistió en que se debe ver la forma de abrir las escuelas con todos los cuidados del caso y, eventualmente, cerrarlas si se da un rebrote.

Las familias requieren que, con lo que ya se conoce de estos casi ocho meses de pandemia, se tomen las previsiones para volver a la presencialidad en la medida de lo razonable. “Lo que no se puede hacer es estar de por vida sin ningún tipo de plan. Ya no es sorpresa la pandemia. Lo fue en marzo”, consideraron.

La asesora general de Incapaces, Mirta Lapad, también había realizado el 6 de noviembre una presentación ante el Ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Matías Cánepa, en la que le requirió que le informe “cuál es el plan de acción integral para el regreso a clases progresivo, gradual y seguro” en 2021.

La funcionaria manifestó su preocupación por el derecho a la educación de los niños, niñas y adolescentes en el contexto de la pandemia, pidió medidas urgentes para los grupos más vulnerables y esperaba recibir información por parte de la cartera educativa. “La situación sanitaria obligó a implementar estrategias de educación a distancia con un alcance desigual para los niños y puso en evidencia la inequidad que ya existía en cuanto al acceso a recursos tecnológicos”, había manifestado Lapad.

Los padres plantearon que el clima de Salta permitiría adelantar el inicio de clases, para ganar semanas ante la posibilidad de que haya un rebrote que obligue a cerrar las escuelas en el invierno. Consideraron que el Gobierno tendría que estar tomando estas decisiones. “El derecho a la educación es esencial”, finalizó Roque Rueda.

Dejá una respuesta