LOCALES

Condenan a 14 años de prisión a un padrastro por abuso sexual ultrajante

Tras una clase de Educación Sexual Integral (ESI), la niña pidió ayuda a sus maestros. El condenado tiene 55 años y se consideró como agravante que conviviera con la víctima.

Los jueces de la sala II del Tribunal de Juicio de Orán, Héctor Fabián Fayos, María Laura Toledo Zamora y Raúl Fernando López, condenaron a un hombre de 55 años a la pena de catorce años de prisión efectiva por ser autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa agravados por la guarda y la convivencia, abuso sexual gravemente ultrajante agravados por la guarda y la convivencia, y tenencia de arma de fuego de guerra en concurso real.

La denuncia fue radicada en el departamento Rivadavia Banda Sur en agosto de 2018 por la pareja del hombre. La mujer expuso que, cuando regresó de su trabajo, encontró a su hija acostada en la cama y al ahora condenado saliendo de la habitación. La niña le contó entonces que su padrastro la había “manoseado”.

La mujer declaró que ya había un antecedente de un hecho similar. Su pareja, el padrastro de la víctima, convivía con ambas, por lo que se consideró un agravante que haya abusado de la niña cuando tenía el rol de guardador.

El padre biológico de la niña, en tanto, ratificó la denuncia que realizó la madre. El hombre relató que tomó conocimiento de que su hija era víctima de abusos luego de que la niña, tras una clase de Educación Sexual Integral (ESI) en la escuela, se lo contó a sus maestros.

El Poder Judicial de Salta no difundió las identidades del autor ni de la víctima para preservar a la niña y respetar el derecho a la intimidad y confidencialidad garantizados por la Convención de los Derechos del Niño, la Constitución Nacional y las leyes 26061 de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y 26522, de Servicio de Comunicación Audiovisual.

Educación sexual

Ya hay antecedentes de casos similares, en los que los niños y niñas descubren que están siendo víctimas de abusos sexuales luego de que el tema se toca en una clase de ESI.

Un estudio del Ministerio Público Tutelar (MPT) de la Ciudad de Buenos Aires reveló a principios de 2020 que entre el 70 y el 80 por ciento de los niños, niñas y adolescentes de entre 12 y 14 años que fueron víctimas de este tipo de delitos y pasaron por la sala de entrevistas especializada del organismo pudieron comprender que fueron abusados después de recibir información en espacios de Educación Sexual Integral.

Este tipo de enseñanza, que es obligatoria en todas las escuelas del país por la ley nacional 26150 desde 2006, aborda la sexualidad con contenidos adaptados a cada edad y desde una perspectiva de prevención y derechos humanos.

El análisis de las declaraciones de los chicos y chicas que fueron víctimas o testigos de delitos en la Ciudad de Buenos Aires mostró que los niños entendieron que sufrieron conductas abusivas a partir de resignificar situaciones que vivieron con los conocimientos adquiridos en la clase.

Detención

El Tribunal de Juicio de Orán ordenó la inmediata detención del condenado a 14 años de prisión y su posterior traslado a la Unidad Carcelaria 3 de Orán.

Una vez que esté firme la sentencia, se realizará el correspondiente cómputo de pena y se remitirá copia del fallo condenatorio, junto con los datos personales del abusador, a la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA).

Los jueces también dispusieron la toma de muestras fotográficas, conforme lo dispone el protocolo de actuación judicial.

Además, el ADN del abusador se registrará en un banco de datos de condenados por este tipo de delitos. Los jueces ordenaron la extracción de material genético del condenado por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscal (CIF), y su posterior inscripción en el Banco de Datos Genéticos, previa asignación del Dato Único de Identificación Genérica (DUIG) conforme la ley 7.775 y su decreto reglamentario. Se informó que se oficiará a la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) para la prosecución del trámite correspondiente.

En el mismo fallo, los jueces absolvieron a la madre de la víctima, de 51 años, del delito de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por su condición de ascendiente, por el cual llegó acusada al juicio, ya que al momento de los alegatos la fiscalía y la querella retiraron su acusación.

Prevención

Ayer se conmemoró el Día Mundial para la Prevención del Abuso Infantil, una jornada para remarcar la necesidad de continuar trabajando en la prevención de todas las formas de maltrato y violencia que sufren los niños y niñas.

El abuso sexual infantil es la violencia más silenciada contra niños y niñas y, a partir de la modificación del artículo 72 del Código Penal, constituye un delito de acción pública.

El objetivo de esta modificación es que sean cada vez más los casos que llegan a la Justicia, considerando que muchos tardan años en denunciarse y que el 75% de los abusadores es un familiar directo o una persona de confianza del círculo familiar, según datos de la organización Aldeas Infantiles.

Según los especialistas, trabajar contra el abuso sexual infantil requiere de estrategias específicas para desarrollar capacidades de autoprotección en edades tempranas. Además, se debe promover la desnaturalización de la violencia hacia las niñas, adolescentes y mujeres adultas.

Golpeó y violó a su pareja

Recibió una pena de nueve años. Accedió a la prisión domiciliaria.

Un hombre de 50 años fue condenado a la pena de nueve años de prisión efectiva por resultar autor material y penalmente responsable de los delitos de lesiones agravadas por la relación de pareja y abuso sexual con acceso carnal, en concurso real.

El imputado fue denunciado por su pareja. La mujer dijo se encontraba conviviendo con él desde hacía 14 años y que tienen cuatro hijos. Refirió que desde hacía un mes su pareja la sometía a agresiones verbales y físicas en forma continua y detalló puntualmente un episodio ocurrido el 19 de abril de 2019. Esa noche, después de discutir por supuestas infidelidades, el imputado comenzó a agredirla físicamente mediante golpes de puntapié, profiriéndole insultos y palabras agraviantes. Y a continuación la violó.

El juicio se llevó a cabo en la Sala III y estuvo presidido por la jueza Carolina Sanguedolce, quien ordenó que el imputado permanezca detenido con la modalidad de prisión domiciliaria. Dispuso que se oficie a la Unidad de Arresto Domiciliario por Monitoreo Electrónico para que se le coloque al imputado una pulsera electrónica. 

Se dispuso además que al condenado se le extraigan muestras de ADN para su inscripción en los registros correspondientes.

Dejá una respuesta